El bohío

09.05.2015 15:29

Por: Bienvenido Corcho Tavío

 

El bohíoEl bohío ya estaba presente a la llegada de los conquistadores españoles a Cuba. Los aborígenes aprovechaban de forma eficiente las bondades de ese árbol milagroso que es a palma real, el cual le proporcionaba todo el material necesario para construir sus viviendas.

Y no solamente de nuestra isla sino que fue la vivienda más distintiva de los indios de toda la región antillana. En realidad era una choza rudimentaria, tan fuerte que podía soportar a veces los vientos huracanado y además perfectamente ajustable con el clima caribeño de intensas calores. Tal es así que este diseño de vivienda influyó en la arquitectura española del Caribe durante los próximos 500 años.

Los aborígenes cubanos construían el caney, una vivienda en forma circular con el techo en forma de cono, y para adaptarse a lugares húmedos construyeron la barbacoa, que eran viviendas sobre pilotes en medio de lagunas y ríos.

La población criolla que se fue fomentando en la isla adoptó, en un proceso de transculturación, las habilidades para la construcción de los bohíos solo con ligeras modificaciones en la estructura de las habitaciones.

Según las investigaciones de Lisette Roura Álvarez, arqueóloga del Gabinete de Arqueología (OHCH) y la también licenciada Silvia T. Angelbello[1]

 

sobre este tipo de construcción, también la población esclava de la isla aprendió a usar este tipo de viviendas, pues muchos colonos no tenían suficiente recursos como para construir barracones de mampostería a sus dotaciones de esclavos.

El techo se hacía (o se hace), colocando hojas de palma amarradas o claveteadas sin el propietario tenía más recurso. La hoja de palma cana, era la más duradera y de más fortaleza. Las paredes se construían con la yagua, también un producto de la palma en el extremo de sus hojas, pero si se quería hacer un bohío bien duradero y con paredes fuertes, se abría el tronco de la palma y se extraían de ellas los listones a los cuales había que cepillar para dejarlos lisos, libre de fibras.

La más común de las estructuras de bohíos y que aún se puede encontrar en los campos cubanos, es la forma de T, donde se entra por la sala teniendo ambos dormitorios a cada lado y se continúa hasta la cocina-comedor, cada dormitorio y la cocina-comedor podía tener puertas de acceso al exterior. También estaban los bohíos que tenían un portal o medio portal.

Hoy día, van despareciendo de las zonas rurales, dado el auge de materiales y recursos para otro tipo de viviendas, pero este fruto del proceso de transculturación de los tres pueblos que conforman nuestra identidad, tiene un lugar destacado en la cultura cubana.

 

    

 



[1] Antoni Fonollà Sánchez, en http://www.cubaarqueologica.org/index.php?q=taxonomy/term/423, sobre el libro el libro Vivienda esclava rural en Cuba: bohíos y barracones de las autoras mencionadas.

 

Tema: El bohío

saber mas

Fecha: 05.11.2017 | Autor: bohio

expliquen meor su extrutura

Bohio

Fecha: 12.02.2017 | Autor: Natasha

Yo quisiera saber ¿Cuantas personas Caben en un Bohio?

bohio

Fecha: 02.02.2017 | Autor: popo

pupupupupupupupu'pupupupupupupupu khwgmfwir

Nuevo comentario