Matilde "La Gallega", una matagüence auténtica (*)

28.03.2015 14:45

 

Por: Bienvenido Corcho

 

En nuestra búsqueda continua de anécdotas y situaciones sobre el devenir de nuestro poblado, alguien nos sugirió que visitáramos a Matilde Rodríguez González.

Debo decir, en honor a la verdad, que sentí cierto recelo pues tenía la imagen de una persona huraña e intransigente, que nos haría difícil la comunicación. Pero fue todo lo contrario. En cuanto le explicamos nuestra intención, nos recibió una mujer atenta, conversadora, e inteligente.

La agradable quietud del portal de su casa fue el escenario en que se desarrolló, por más de una hora, el interesante recorrido hacia aquella lejana época en que Mataguá era poco menos que una aldea, pues su prodigiosa memoria, aún en sus 86 años, es capaz de reproducir sucesos con una claridad impresionante.

Matilde González “La Gallega”, 

maestra del pueblo durante

muchos años.

os cuenta de su origen en esta tierra a la cual se aferró con tanto arraigo que cuando le propusieron, (una de sus hermanas) mudarse para Santa Clara, no lo pensó ni un minuto, prefirió la paz y el vivir sencillo del poblado aunque, “solo tres personas tenían máquinas, para ir a Santa Clara, había que pedirle turnos y cuando llovía, en las calles se formaba un fanguero tremendo”. El poblado era muy exiguo, unas cuantas casas; el Liceo, la tienda “La Casa Grande”, así como las beneficios del ferrocarril, eran las pocas cosas que daban vida al lugar.   

Recuerda con cariño a su primo Aldo González con quien ella cooperaba, desde la escuela, en la preparación de muchas de las actividades culturales que se daban en el Liceo. “Aldo era muy inteligente, le gustaban esas cosas; proyectaba películas, preparaba espectáculos, y yo lo ayudaba mucho, las representaciones que hacíamos en la escuela la repetíamos ahí”, nos dijo Matilde, emocionada. Sin embargo no pudo localizar en sus recuerdos el afán de Aldo por editar una revista de la cual en 1947 circularon varios números mimeografiados y donde se anunciaba la graduación de ella en la Escuela Normal para Maestros.  “En aquella época la gente aquí no tenía cultura ninguna, nos dijo, pero Aldo tenía muchas inquietudes y siempre estaba inventando” nos dice, y cuando indagamos sobre la emisora de radio, nos contó que en efecto sí la hubo y “El Nene”, que era como le decían a Aldo, era el “jefe” de esa emisora, lo cual no es asunto concluido en nuestras indagaciones.

Confirma muchas de las anécdotas que han quedado sobre su tío Ramón González, niega que haya sido millonario como algunos dicen, y sí sobre su apariencia descuidada, que le permitían confundirse entre la gente más pobre. Hablamos además sobre otros personajes que han dejado huella en el pueblo como el médico Antonio Artiles, una persona muy querida entre la gente por ejercer su vocación con una ética a toda prueba.          

Sobre su entrega al magisterio estuvimos conversando largo rato, pues fue la tarea de enseñar le ocupó gran parte de su vida, a tal punto que varias generaciones de matagüences, pasamos por su aula y la recordamos, a pesar de que algunos la tildaban  de “muy recia” en la disciplina. A propósito nos hizo saber que mantiene su criterio al respecto, pues considera que las normas de conducta hay que exigirlas, lo cual favorece el proceso de enseñanza y que hoy día se ha sido muy tolerante, no solo en la escuela sino en la familia. Lamenta el extravío de un álbum de fotos donde conservaba muchos recuerdos familiares y de su labor en la escuela “Paquito González”.   

Tal fue el interés en ambas partes por continuar conversando de temas relacionados con nuestros orígenes que ni las interrupciones de algunos vecinos no enterados de nuestra visita, ni el graznido ensordecedor de los guineos o el ladrido de los perros en el patio, impidió que pactáramos un segundo encuentro. 

 

_________________________


(*) Crónica basada en una conversación con Matilde efectuada el 2 de febrero de 2011 por Eric García y el autor del trabajo. Algunos meses después falleció.

 

Tema: Matilde "La Gallega", una matagüence auténtica (*)

Matilde la gallega

Fecha: 04.06.2017 | Autor: Rosalba Caridad Gonzalez

Fui alumna de Matilde. Su primo fue: mi papa Aldo Marcelino Gonzalez (hijo de Ramoncito Gonzalez). Madilde una maestra recta pero con ella se aprendia.
Bueno, Que en paz descanse Matilde! Me acabo de entar de su muerte.

Matilde La gallega

Fecha: 04.01.2017 | Autor: Neris Lunar

Hoy me adentro en la lectura de este proyecto cultural con un placer enorme. Naci y vivi hasta la edad de 15 anos en Matagua. Y rememorar cada pedacito de este terruno y de sus habitantes me hace sentir orgullosa de mi infancia. Fui alumna de Matilde en 4to. grado. Y vaya si su pedagogia ensenaba. jajja. De su clase no salia nadie sin recitar las tablas de multiplicacion y saber dividir hasta los decimales. Maestra ejemplar. E inseparable de "La carinosa" que nadie queria ser acariciado por ella.
Muchas felicidades por el excelente trabajo que desarrollan. Y un beso para La Gallega y a cualquier companero de clase mio que lea este articulo.

Gracias por la visita

Fecha: 25.03.2016 | Autor: BCorcho

Les agradezco que hayan tenido un minuto para este proyecto que es de Mataguá y de la cultura cubana, pues quien ama sus raíces, ama su patria y su cultura.

Matilde la Gallega

Fecha: 20.10.2015 | Autor: Mª teresa Meneses Gonzalez

Soy Chilena mi nombre Mª Teresa, y no se como llegue a esta pagina, conmovida por este relato tanto que me gustaría ir a conocer a la Sra. Matilde, cuando vuelva a Cuba obviamente, tengo una nieta con el mismo nombre y mi segundo apellido es González, los felicito por rescatar tanta riqueza y belleza de sus compatriotas, mientras leía me imaginaba a la Sra. Matilde muy trasparente recta y a la vez tierna que maravilla de personaje (pena a la vez por fallecimiento de quien? disculpen quien falleció? Abrazo Fraterno al que lea, tengo una amiga Cubana escritora que se llama Isabel Cuello.

Re: Matilde la Gallega

Fecha: 25.03.2016 | Autor: BCorcho

María Teresa, disculpe la demora en la respuesta pero tenemos problemas con la conectividad a la internet.
Le cuento que, lamentablemente, la señora Matilde falleció unos meses después de la entrevista que le hicimos para este proyecto. Le agradezco sus palabras de elogio.
Buena suerte.

Matilde la Gallega

Fecha: 06.07.2015 | Autor: Guillermo Santana

Mi maestra de curatogrado con su correa La Carinosa

Sobre la gallega

Fecha: 29.06.2015 | Autor: celia

Una maestra única, irrepetible y amiga de todosverdadera representante de mi pueblo.

Nuevo comentario